La adaptación

29 Ago

Llega septiembre. Y un curso más, miles de niños y niñas se enfrentan a una nueva situación: la entrada en la escuela. Ya sea en guardería, escuela infantil o colegio, se trata de lo mismo: se enfrentan a algo desconocido, no saben qué se espera de ellos. Pero… ¿Qué es la adaptación?

https://i0.wp.com/www.crecerfeliz.es/var/ezflow_site/storage/images/ninos/psico/no-quiere-ir-a-la-guarderia/no-quiere-ir-a-la-guarderia/592602-1-esl-ES/no-quiere-ir-a-la-guarderia_articulo_landscape.jpg

La adaptación es el proceso de acomodarse a las condiciones del entorno. Por tanto, la adaptación es un proceso que dura toda la vida, pues constantemente nos encontramos con nuevas situaciones y retos. Pero cuando hablamos de adaptación al centro escolar nos referimos más concretamente al cambio que supone la entrada en la escuela en la vida del niñ@.

Se habla, también del periodo de adaptación. Este término no tiene sentido entendiendo la adaptación como un proceso sin fecha de caducidad. Pero al hablar de él nos referimos a un plazo fijo en el que se programa un “plan de adaptación”. Dicho plan no puede ser único, como no lo son las niñas y niños que ingresan en la escuela. Pero, para hacernos una idea, se trata de que, durante un mes, niños y niñas acudan a horas distintas al centro, interactúen con niñas y niños distintos (cada vez, con más) y durante periodos de tiempo cada vez más largos.

Os dejo un enlace donde una madre cuenta con detalle la experiencia en la primera semana de adaptación de su hijo.

También quiero dejar un interesante artículo titulado ¿Por qué es importante el periodo de adaptación en la educación infantil?

Por otro lado, hay centros que no organizan ese periodo de adaptación. Eso no significa que las niñas y niños acuden a ese centro sin superar un conflicto afectivo, o desarrollando aversión al colegio. Quiero tranquilizar a las familias que estén leyendo y sus hijos o hijas no hayan tenido un “plan de adaptación”.

image

Foto de http://juditnievas.blogspot.com.es

Los centros que no programan estas salidas y entradas de niñ@s durante el mes de septiembre lo hacen por poderosas razones: un factor a tener en cuenta son las dificultades que plantea para las familias debido a su horario laboral. Afortunadamente, durante el mes de septiembre se puede hacer jornada intensiva, lo que es positivo ya que el niño o niña no permanece lejos del hogar tantas horas como durante el resto del curso.

Por ello, estos centros deben flexibilizar sus tiempos y recursos a favor del niño o niña. Es decir: se centran en objetivos que favorezcan la acomodación del niñ@ al centro, sus rutinas, normas, espacios, materiales, etc. Los objetivos que se persiguen durante este periodo de tiempo sin, en líneas generales:

– Que el niño o niña sea capaz de aceptar el nuevo espacio y de moverse libremente en él.
– Que explore el nuevo material y participe en las actividades que se propongan.
– Adaptar poco a poco su propio ritmo a las rutinas establecidas (hora de ir al baño, hora de almorzar,…).
– Comprender y recordar las normas y pautas que se van estableciendo.
– Establecer vínculos de afectividad con el educador/maestra… y los demás niños y niñas.
– Admitir progresivamente la separación temporal de su familia.
– Participar y disfrutar de las actividades que se proponen en el aula con sus iguales

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: