Erikson y el desarrollo de la personalidad

1 Oct

Hoy quería escribir sobre la conquista de la autonomía. Pero creo que es básico hablar primero del desarrollo de la personalidad. Para ello, quiero presentaros a Erikson.

image

Foto de www.hechizos.us

Erik H. Erikson fue un psicoanalista estadounidense de origen alemán, destacado por sus contribuciones en psicología del desarrollo.

Erikson aceptó muchas de las ideas de Freud, pero difirió de éste en dos aspectos importantes.

Hizo hincapié en que niñas y niños son curiosos y activos exploradores que buscan adaptarse a sus ambientes, más que esclavos pasivos de impulsos biológicos moldeados por sus padres.Por otro lado, otorga mucha menor importancia a los impulsos sexuales y mucha mayor a las influencias culturales que Freud.

Desarrolló las ocho etapas o estadios del desarrollo psicosocial. En esas etapas, el niño o niña supera crisis que modelan su personalidad, autoestima y confianza en sí mism@.

Las tres primeras etapas corresponden a las edades comprendidas entre el nacimiento y los 6 años.

Confianza versus desconfianza. Desde el nacimiento hasta los 18 meses, lxs niñxs comienzan a desarrollar la capacidad de confiar en los demás basándose en la consistencia de sus cuidadores (madre/padre,…). Si la confianza se desarrolla con éxito, gana confianza y seguridad en el mundo a su alrededor. No completar con éxito esta etapa puede dar lugar a una incapacidad para confiar, y por lo tanto, una sensación de miedo por la inconsistencia del mundo: puede dar lugar a ansiedad, inseguridades, y a una sensación excesiva de desconfianza en el mundo.
Autonomía versus vergüenza y duda. Entre los 18 meses a los 3 años, lxs niñxs comienzan a afirmar su independencia: se alejan de sus padres, escogen con qué juguete jugar, eligen la ropa, lo que quiere comer,…  Si se anima y apoya una independencia creciente en esta etapa, serán más confiadxs y segurxs respecto a sus propias capacidades. Si se le critica, controla excesivamente, o no se le da la oportunidad de afirmarse, puede sentirse incapaz y volverse excesivamente dependiente de los demás, carecer de autoestima, y tener una sensación de vergüenza o dudas acerca de sus propias capacidades. No hay que olvidar que esta edad juega un papel importantísimo el control de esfínteres.Iniciativa versus culpa. Entre los 3 y los 6 años, niños y niñas se imponen con mayor frecuencia. Planean, inventan juegos, e inician actividades con otras personas. Si se les da la oportunidad, desarrollan una sensación de iniciativa, y se sienten seguros de su capacidad para dirigir a otras personas y tomar decisiones. Inversamente, si esta tendencia se ve frustrada con la crítica o el control, desarrollan un sentido de culpabilidad. Pueden sentirse como un fastidio para los demás y por lo tanto, seguirán siendo seguidores, con falta de iniciativa.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: